Información

Murcia la huerta de Europa

By 12 July, 2017 No Comments

MURCIA LA HUERTA DEL EUROPA SPA

Y ahora… conoce nuestra ‘paella’

La paella es quizás el plato más conocido de la rica y variada gastronomía española. Es una elaboración culinaria muy conocida  en todo el mundo y podemos encontrarla en las cartas y en los menús de miles de restaurantes.

Se trata de un plato de origen humilde, descrito por primera vez en España en el área de la Albufera de Valencia. La popularidad de este plato ha hecho que, en la actualidad, se haya expandido con gran cantidad de variantes adaptadas en los ingredientes a las diversas regiones de la cocina española.​ La paella se ha convertido en uno de los iconos de nuestra gastronomía.

Recibe su nombre del recipiente en el que se elabora, ya que la paella es una sartén sin mango que tiene dos asas laterales.

El ingrediente principal es el arroz, cultivado en las amplias huertas que rodean la ciudad, donde destacan las que rodean La Albufera. Una buena paella valenciana que se precie, lleva además ingredientes como el pollo y el conejo, verduras (judías verdes y judías blancas), garrofón, pimentón dulce molido, azafrán en hebra, tomate natural, aceite de oliva, sal al gusto y agua.

El arroz que suele utilizarse suele ser el llamado arroz bomba, y si la paella se puede hacer a leña, mucho mejor. Además existen paellas de muchas variedades; la paella con marisco, mixtas, de verduras, etc.

Y por si alguien se atreve, aquí os dejamos con la receta de la típica paella valenciana de pollo y conejo. ¡Anímense a prepararla! 🙂

receta paella

Ingredientes para 6 personas:

  • 600 gramos arroz
  • 300 gramos carne de pollo
  • 200 gramos carne de conejo
  • 250 gramos de mezcla de judías verdes planas y alubia o “garrofó”
  • 1 lata de fritada o tomate triturado
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de colorante alimenticio o alternativamente 1/3 cucharada de
    azafrán
  • 1 diente de ajo
  • 20 caracoles (pueden ser congelados)
  • 1 -2 litros de caldo de pollo
  • sal
  • aceite de oliva virgen
  • agua
1 paella

1. Limpiar la verdura

Primero se limpia la verdura. Si se usan alubias y judías congeladas, se espera a que se descongelen. Usando éstos ingredientes congelados te ahorras tener que limpiar y cortarlos. A continuación se corta el ajo en rodajas y la cebolla en cubos. Después se limpia la carne de pollo y de conejo. Ambas carnes se cortan en trozos uniformes. Antes de freír los ingredientes se pone la paella (sartén) al fuego con un poco de aceite de oliva virgen y se deja calentar el aceite. Aprovecha el momento para nivelar la paella o el trípode.

2 paella

2. Freir la carne

Una vez el aceite esté caliente comienzas a freir la carne a fuego lento. La carne de pollo y de conejo se tiene que freir hasta que coja un color dorado bonito. Cuando la carne coja éste color dorado sabemos que está en su punto para preparar una buena paella valenciana. A pesar de que la carne de conejo tiene un sabor parecido a la carne de pollo, muchas personas prefieren la paella sin carne de conejo. La paella valenciana original sí que lleva carne de pollo. Puedes añadirla o no.

3 paella

3. Freir todos los ingredientes

Una vez esté echa la carne, se añade la verdura y el ajo. Aquí hay que tener cuidado que no se queme ni la verdura ni la carne. Con la espumadera se reparten todos los ingredientes. Después de freírlo todo un poco se añade un poco de pimentón y tomate o fritada. Con la espumadera se mezclan y reparten bien todos los ingredientes. Es recomendable seguir un orden determinado al freír la verdura. Normalmente empezamos con la cebolla, seguido por el ajo, la fritada y finalmente las alubias y las judías

4 paella

4. El caldo

El arroz tiene que cocer en agua o caldo. Se puede hacer una mezcla de ambos. Cuanto mejor sea el caldo, mejor será el sabor de la paella final. Para una receta con 600 gramos de arroz hacen falta aproximadamente 2 litros de caldo (o agua o mezcla de ambos). Se vierte el caldo en la paella dónde se encuentra la carne frita, la verdura y el sofrito. A continuación hay que esperar hasta que el caldo comience a hervir bien y la verdura esté en su punto. La cantidad de caldo o agua necesario puede variar dependiendo del tipo de arroz usado. El arroz bomba necesita un poco más de líquido.

5 paella

5. El arroz

Una vez el agua o caldo esté hirviendo se puede echar el arroz. Se reparte el arroz de forma uniforme o de la forma tradicional que consiste en tirar el arroz en forma de cruz. Sea la forma que sea, a continuación se reparte el arroz con la espumadera para que haya la misma cantidad de arroz en toda la paella. Después de ésto ya no se remueve el arroz. El arroz debe quedar completamente cubierto de líquido. Si faltara un poco se añade un poco de agua o caldo a la paella.

6. Darle color a la paella y añadir caracoles

Para que la paella valenciana tome su color característico se le echa un poco de azafrán o colorante alimenticio justamente después de echar el caldo y el arroz. Con cuidado se mezcla el caldo de la paella con el colorante o azafrán. Después se pueden añadir los caracoles. Con la espumadera se colocan éstos de forma que queden casi cubiertos de caldo. Los caracoles son típicos para la paella valenciana pero no son necesarios. La mayoría de personas no los pone en la paella.

7. El socarrat

Una vez que se haya evaporado todo el agua de la paella, ésta estará casi lista para comer. Muy característico de la paella valenciana es el socarrat. El socarrat de la paella valenciana es la capa de arroz más profunda, que toca la sartén (paella) y se quema ligeramente. Aquí hay que tener mucho cuidado. No se trata de quemar el arroz, porque si se quema, la paella ya no es comestible. Se trata de tostar la ultima capa para que tome un color oscuro y que el arroz en ésta capa se haga crujiente. Una vez esté terminada la paella se deja reposar durante unos minutos y ya estará lista para comer. Se adorna con trozos de limón.

Facebook Twitter Linkedin YouTube Google+ Instagram